Respuesta al artículo La Virgen de Guadalupe: Desmintiendo el origen divino (Jesús Hernández

El antiguadalupanismo no descansa, y por lo tanto, no aceptamos descanso los guadalupanos. Buceando en Internet me encontré un par de artículos antiguadalupanos bastante incisivos, de un ateo que se hace llamar "Matius Lenin" o "Cgnauta", por lo que desconozco su nombre verdadero. Aquí contestaré al artículo que él publicó en su blog: http://cgnauta.blogspot.com/2008/12/la-virgen-de-guadalupe-la-verdadera.html. Le llamaré cariñosamente Matius, para mayor comodidad.

 

Dice Matius:

  • Es cierto que ya no me iba a meter con esto de la religión, sin embargo, los comentarios tan propios de la inquisición española en anteriores artículos, me hicieron reconsiderar y hacer un par de artículos que prueben de manera lógica, que la Virgen de Guadalupe es tan divina como una postal del pato lucas pegada a una lonchera.

 

Cuidado, Matius, porque te vamos a recordar eso de la "lógica".

 

  • Como vimos en el artículo: Virgen de Guadalupe: Dos imágenes que desmienten definitivamente "El milagro", la virgen de Guadalupe mexicana es en realidad una copia de la Virgen del Coro de Extremadura parte del culto español a la "Virgen de Guadalupe de Cáceres" en Extremadura, donde podremos ver la estatua en la que se basa la pintura muy anterior a 1531.

 

Ya comentaremos más detenidamente el asunto de la Virgen del coro extremeña. Lo cierto es que NADIE ha probado que la Guadalupe de México sea copia de la Virgen extremeña. Se conjetura, aduciendo un supuesto "parecido" (que solo es aparente) entre ambas, que alguien decidió copiar a la Virgen del Coro, y el resultado fue la Virgen de Guadalupe mexicana. Esto es una mera conjetura, pues no hay constancia documental de ello. Empieza mal el artículo si empieza con cosas incomprobadas.

 

  • El típico relato de aparecimiento y la solicitud de la construcción de una iglesia que permitió la expansión de las propiedades de la iglesia durante dos milenios, cuya función básica era la venta de documentos relacionados al perdón de los pecados, limosnas y otros beneficios económicos que alto porcentaje llenaba las arcas del Vaticano. La principal meta de los aparecimientos de la Virgen Maria a lo largo del tiempo era el de reemplazar a los dioses de civilizaciones conquistadas, misma premisa perseguida por los santos cuyo papel ha sido reemplazar el culto politeista. El origen mismo de la Virgen Maria aparece para reemplazar a la adoración a la diosa Isis que se expandió a lo largo del Mediterráneo y Anatolia, llegando a Roma con fuerza.

 

Notemos que el autor se desvía del tema para ir a hablar del tópico de las riquezas de la Iglesia, tan envidiadas por sus enemigos. Ya que el autor quiso usar la lógica contra la Aparición Guadalupana, lo reto a que lógicamente aborde el tema de las riquezas de la Iglesia; y es que si la Iglesia no hiciera más que pedir riquezas sin dar a cambio nada... resultaría absurdo que pueblos de distintos continentes, cada uno con su cultura, al ver llegar a esa Iglesia, le entreguen sus riquezas en bandeja de plata. Esto es absurdo. ALGO tiene esa Iglesia, que mueve a los fieles a cooperar con Ella. ALGO les da, que ellos reconocen. Estudia Historia, Matius, y descubrirás que la Iglesia, cuando adquirió riquezas, lo hizo mediante la Educación, la erección de construcciones que fue fuente de trabajo para muchos, la fundación de dependencias pontificias que requerían gente para su servicio, etc., y que cuando usó su dinero, lo usó en obras de caridad, cuya magnitud no ha sido superada por ninguno de sus críticos.

 

  • Como vemos, el concepto de Guadalupe ya rondaba aún antes de llegar a México, si tal virgen fuera un hecho divino, ¿por qué entonces, la misma, se mostraría como en las tradiciones europeas y no en las indígenas o las propias del Israel del Siglo I?

 

Nadie duda que hubiera en España, concretamente en Cáceres, una Virgen de Guadalupe. Lo que dudamos, con total derecho, es que esa Guadalupe haya sido fuente o inspiración para la Guadalupe de México. Y es falso que la Virgen de Guadalupe se mostrara como una típica tradición europea. La Guadalupe de México, trae, en su mensaje, la clave de la unidad entre indios y españoles, cosa innecesaria en la Europa de la Guadalupana de Cáceres.

 

  • ¿Que tenía que hacer una corona a la usanza europea en una aparición mariana a indígenas?, cuando no era un simbolo de realeza prehispánica? Peor aún, ¿que hace una corona que remite a la popular Santa Brigida de Suecia del siglo XIII, con su Corona de siete dolores de la virgen Maria?

 

¿Y quién, pregunto yo, sostiene que la Aparición Guadalupana era "para indígenas"? La Virgen de Guadalupe es una aparición para todos, indios y españoles, y para estos últimos una corona sí simbolizaba realiza. Ya respondido esto, aclaremos que hay un debate de si realmente fue corona, o no una línea horizontal que unía los rayos dorados sobre la cabeza; y si fue parte del original o si fue añadida posteriormente.

 

  • Las rosas, pese a lo mucho que se quiera alegar, es también extraño que Fray Juan de Zumarraga le pidiera rosas a Juan Diego, cuando eran desconocidas para el segundo, en la supuesta historia original, las conocía, pero para ese entonces es de poner en duda su existencia en América.

 

¿Y quién, pregunto yo, sostiene que Zumárraga le pidiera rosas a Juan Diego? No dice eso el Nican Mopohua, que es el relato original, y no supuesto sino muy real, aunque le pese a Matius.

 

  • Quien inventó el relato no sólo ignoraba si existiesen en américa tales flores, sino que no diferenciaba entre la temporada invernal de México, comparada con la de España de ese entonces, donde la primera era una temperatura tropical.

 

Es Matius quien ignora varias cosas, por ejemplo, que el relato original lo escribió Antonio Valeriano, indio ilustre, sabio, instruido, que no podía ignorar qué clase de flores había en México. Y luego, que la temperatura invernal de México es "tropical". Pues sólo lo es en algunas regiones, porque otras, más septentrionales, son bastante frías. Matius es quien ignora que el invierno es frío en el hemisferio norte. Y no solo es la temperatura la que tiene que ver con el brote de rosas en el Tepeyac, sino también lo árido de la región. Matius, algo sabes, pero no de jardinería.

 

  • Libro: Regla Cristiana de Fray Juan de Zumarraga. Para 1547, un año antes de su muerte, Fray Juan de Zumarraga, termina uno de sus libros: Regla Cristiana, donde hace una pregunta absurda para alguien que vivió un portentoso milagro 16 años atrás: ¿Por qué ya no ocurren milagros? respondiéndose a sí mismo: Porque piensa el Redentor del mundo que ya no son menester.

 

Matius es de los que creen que descubrieron el agua tibia, con este asunto. Es cierto que en vida de Zumárraga se publicó ese libro Regla Cristiana; pero, ni fue suyo, ni aunque lo hubiera sido, podría su frase tener el sentido que se le quiere dar. No lo escribió él, sólo compiló el libro, y la frase se refiere a milagros pedidos por curiosidad, pero no a los auténticos, que bien han existido y reconocía la Iglesia durante 15 siglos, cuando vivía Zumárraga.

 

  • Resulta asombroso, por no decir ridículo, que nadie se cuestione que una tilma que mide 172 cm por 103 cm de ancho que representa el frente de la vestimenta de Juan Diego, pueda ser llevada por un indígena, que en esa época, no era probable que midiera más de 1.60 metros, incluso ahora es poco común ver a indigenas que pasen 1.70 metros. Además era demasiado grande para el ancho de su cuerpo que no debió pasar los 50 cm.

 

Matius va y viene de un lado a otro, de un tema a otro, sin ningún orden. Que si la Virgen de Extremadura, que si las rosas, que si la Regla Cristiana, que si la estatura de Juan Diego. ¿Es este desorden el análisis lógico que él prometió?

¿Se quejará de que no respondamos a esto? Pues respondo, para que no se me acuse de escurrir el bulto: Juan Diego se cubría con su ayate... o sea, su ayate le cubría pecho y espalda, no era un babero, como quieren pensar algunos ingenuos que dicen, tartamudeando, que Juan Diego debió ser un "atlante de Tula"... sí, sí, y si yo fuera más absurdo, diría que los indios usaban los ayates como pañuelo, por lo que Juan Diego tuvo que ser un gigante de 10 metros. (!!!)

 

  • Todos dicen que la virgen fue hecha en Ayate, según el estudio mandado a hacer por Guillermo Schulenburg, ex-abad de la basílica de Guadalupe, es tela de Lino de cáñamo. Schulenburg fue echado por la puerta trasera cuando se negó a recomendar beatificar a Juan Diego. Esto es Ayate: Se degrada rápidamente debido a agentes ambientales, insectos, bacterias y hongos que destruyen sus fibras. Aunque es muy fuerte, no es adecuado debido a la separación de sus fibra para pintar encima:

 

Pero cuánta ignorancia tiene uno que leer. Primero eso de que "no es ayate sino lino", es ignorar que el AYATE no es un tipo de tela, sino un tipo de prenda. Y eso de "Lino de Cáñamo" es una vacilada... una cosa es el lino, otra el cáñamo, y otras la pita de maguey, el algodón, y el ixtle, que son otras fibras vegetales que se han supuesto como el material del que está hecho el AYATE de Juan Diego. Y Matius, tan lógico, tiene aquí un problema de lógica: El cáñamo es de la India, el lino, de Mesopotamia, y aunque los europeos trajeron uno y otro a América, en 1531 no eran para nada el material común con el que los indios fabricaban sus ropas. Digiere esto.

 

Y como de costumbre, Matius salta a otro tema completamente distinto, que Schulenburg fue "echado" por no recomendar la beatificación de Juan Diego. Nada que ver, y falso, además.

 

  • Leoncio Garza-Valdés, realizó un estudio de la Tilma de Juan Diego en 1999 para el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, así como las autoridades de la Basílica de Guadalupe, quien concedió una entrevista a la revista Proceso que pueden leer en este vínculo.

 

Leoncio Garza-Valdés no prueba ni uno de sus dichos, y no es una fuente seria, como tengo el honor de mostrar aquí.

 

  • Si ustedes creen que mi propósito en la vida es quitarles sus creencias, están muy equivocados, dudo que cualquier prueba científica, histórica o lógica pueda hacerlo, pues la "Fé" es un hecho irracional, la creencia, la expectativa sin fundamento.
  •  
  • Yo únicamente doy muestras simples de lo fácil que es encontrar la verdad tras los supuestos orígenes divinos, la ciencia y la lógica muestran el lado cruel y objetivo de las cosas. La realidad es un balde de agua fría que se recibe desnudo, usted decide si mojarse o quedarse sucio, la verdad es incompatible con la religión.

 

Aunque personalmente me importan un comino los propósitos de Matius en la vida, vamos a comentar algo de lo que dice: "La Fe es un hecho irracional"; dicho comprensible en quien carece, precisamente, de Fe, pero que no nos incluya a todos en esa irracionalidad.

 

Lo que sí no admitimos es lo último, lo de "encontrar la verdad tras supuestos orígenes divinos", con una ciencia y lógica crueles y objetivas. Pongo aquí en balanza lo que hemos analizado del antiguadalupanismo de Matius... ¿Ciencia y Lógica...? ¿Dónde, señor Matius?

 

Su alegato se reduce a esto: la Guadalupe mexicana se parece a la Virgen del coro extremeño, las rosas eran desconocidas en América, el invierno en México es tropical, el libro Regla Cristiana hace una pregunta sobre por qué no ocurren milagros, Juan Diego no podía medir más de 1.60 metros, la Virgen "no está en lino sino en ayate" (!!!), Garza-Valés dijo X y Z cosas... ¡Zas! ya está, la Ciencia y la Lógica, crueles y objetivas, han desbaratado la Aparición Guadalupana. Como decimos en México, se vale soñar.

 

Sobre eso de que la verdad y la religión son incompatibles: Después de ver lo que sabe Matius no digamos sobre religión, sino aun sobre lo que son los materiales con que se hace la tela... ¿cuan válido puede ser su juicio sobre la religión? él, que ha cometido aquí tantos errores (esos sí, incompatibles con la verdad); ¿qué tan bien podrá discernir lo que es compatible o incompatible con la verdad?

 

Prosigue Matius en su artículo Dos imágenes que desmienten definitivamente el milagro

 

  • Dos fotos que prueban el origen real de la llamada Virgen de Guadalupe y que corresponden a clásicas representaciones de la Inmaculada concepción. La escultura fotografiada, fue fabricada por el año 1498 (33 años antes que la pintura). la Virgen de Guadalupe original es del siglo V que es conocida como "La virgen morena", misma que fue desenterrada cerca de la rivera del río Guadalupe en Cáceres, España, según cuenta la leyenda.

 

Y Matius pone la ya conocida Virgen del coro extremeño. Y yo pregunto... ¿es esa Virgen del coro, la Virgen de Guadalupe Mexicana? No sé si Matius pueda ver bien, pero yo les encuentro diferencias suficientes para no admitir a una como "copia" de la otra, y menos si, como los estudios en infrarrojo a la Guadalupe Mexicana sugieren, esta tiene añadidos humanos, que son los que corresponderían a la Virgen del Coro.

 

Juzgue usted, amable lector:

Si una fuera "copia" de la otra, ¿por qué tantas diferencias? La imagen de la izquierda presenta un niño en brazos, cabeza descubierta, el ángel mira hacia el frente, no pisa la luna, su manto es oscuro, tiene menos estrellas, menos rayos, es de madera, no imagen en tela... en fin, para mi gusto, demasiadas diferencias como para afirmar que una es "copia" de la otra. No hay pruebas, documentos o testimonios, de que alguien haya hecho a la Guadalupe Mexicana "siguiendo el diseño" de la Virgen del coro. Aquí no hay más que una conjetura débil y hueca.

 

Luego tiene Matius un artículo dedicado a intentar refutar los análisis científicos hechos a la Virgen:

 

  • Como ya hemos visto, no era ayate, sino lino, lo que evidencia esto de forma más simple, es viendo una simple foto, notaran lo cerrado de los hilos, además de que los acercamientos al entrelazado no permiten ver orificios, lo que indica la presencia de una base blanca, si hubiese sido pintada sobre la tela sin ninguna protección, se verían claramente estos entrelazados como ocurriría con cualquier tela.

 

El ayate no tiene aparejo, es decir, la tela no fue preparada previamente para pintar sobre ella. Lo dicen los pintores que en 1666 examinaron la imagen , lo dice el pintor Miguel Cabrera en 1751, y aunque Bartolache los contradice en 1786, lo hizo sin examinar el ayate por el revés, es decir, sin ver si se veía o no la imagen. El asunto es que sí se ve... por lo tanto, no tiene aparejo, fue impregnada en el lienzo tal cual.

 

  • Por desgracia para los guadalupanos, un convento y una iglesia, es un lugar ideal para conservar una pintura cientos de años y no hay ninguna prueba que muestre que se cubrió la pintura recientemente, la versión cubierta del cuadro de la Virgen es anterior a 1810, cuando Miguel Hidalgo y Costilla tomó una replica que mostraba elementos, como la corona oculta, que en ese entonces ya en la original, no se veían.

 

¿Convento? ¿Ha estado la Virgen de Guadalupe original en un convento? Que nos ilustre Matius a ese respecto. Luego viene una torpe comparación con la Gioconda de Da Vinci, que según él está mucho mejor y con similar antigüedad. Apliquemos el razonamiento, que huyó de Matius en esta ocasión: La imagen de Guadalupe es un ícono religioso, frente a ella han ardido miles de veladoras que despiden radiación, miles o millones le pasaron medallas, cuadros, rosarios, estampas, por considerar su tacto como algo sagrado. La Gioconda nunca estuvo en el ambiente húmedo y salitroso del Tepeyac, expuesta al mismo polvo, salitre, radiación de veladoras, roce de objetos, que la Guadalupana del Tepeyac. ¿Capta ahora por qué a los científicos que han examinado el ayate de Juan Diego, les pasma mucho más que la Gioconda?

 

  • La Gioconda es muy superior en cualquier aspecto a la pintura de la Virgen de Guadalupe y teniendo 500 años de antigüedad, se conserva mejor sin la intervención de ningún ser divino:

 

¿Que la Gioconda supera a Guadalupe en CUALQUIER aspecto? ¿Cuántos pueblos se han convertido en masa ante la imagen de la Gioconda? ¿Cuántas personas han tomado por bandera nacional a la Gioconda, preguntemos? ¿Cuántos millones de peregrinos visitan la Basílica de Guadalupe anualmente, y cuántos visitan El Louvre? ¿Cuántas poesías se han hecho en honor a la Guadalupana, y cuantas al cuadro de Da Vinci? ¿Cuántos libros históricos, devocionales, artísticos, etc., se han escrito sobre el tema guadalupano, y cuántos sobre la Gioconda? ¿Así que "superior en cualquier aspecto"? Ah!, es un gran y hermoso cuadro el de Leonardo Da Vinci, yo mismo soy gran admirador de sus pinturas, pero la Guadalupana no tiene rival en la Gioconda; y aun en el aspecto puramente artístico podríamos discutir.

 

  • El deplorable aspecto de la virgen de Guadalupe pintada en una técnica poco realista y bastante burda en estilo, El cuello es una prueba de la falta de proporción en la misma, muy visto en pinturas del gótico tardio:

 

¿Sí? Pues no pensaron eso los indios que ante la vista de la Guadalupana se convirtieron al cristianismo... mi estimado Matius. No pensaron eso los pintores y protomédicos que en 1666 examinaron la imagen. No lo pensó Miguel Cabrera, artista virreinal indiscutible, quien pondera una y otra vez la maravilla de la Imagen Guadalupana. El mismo Bartolache, con todo y sus reticencias, admitió por medio de sus pintores la calidad milagrosa de la Guadalupana.

 

¿Falta de proporción? La Guadalupana presenta la PROPORCIÓN DORADA, áurea o divina, presente tanto en la Naturaleza como en las obras artísticas de renombre, quien lo ignora no sabe nada de iconografía y de guadalupanismo. Estudia, Matius, esto, y esto, antes de hablar de la proporción en la imagen guadalupana.

 

  • Estado de conservación de la Virgen de Guadalupe es deplorable a simple vista y la perdida de color es evidente

 

Por el contrario. Para las condiciones en que ha estado durante casi 500 años, una tela sin preparación para pintar en ella, la conservación es excelente, ¿A quién vamos a creerle, a Matius, que me atrevo a pensar que nunca ha estado a menos de un metro de la misma, o a quienes la han examinado a menos distancia y con tecnología moderna?

 

  • Richard Kuhn, premio novel de Química por su trabajo sobre las vitaminas y los carotenoides, ganado en 1938, pero que recibió hasta 1949, nació en Vienna, Austria, en el año 1900 (Germano-Austriaco).
  •  
  • Por desgracia, no existe ninguna estudio disponible actualmente que constate que Kuhn haya participado en ninguna investigación sobre la Virgen de Guadalupe. Se dice que el estudio lo hizo en 1936, más cuando fue hasta 1937 que obtuvo el cargo de jefe del Centro médico de investigaciones de la universidad de Heidelberg. Sin tener ningun documento de su metodología nos deja con la interrogante.

 

Se escribe NOBEL, no NOVEL, Matius. Sólo en este punto le doy la razón, porque aunque se dice y se repite que Richard Kuhn analizó unas fibras que le llegaron (y hasta ahí parece ser cierto el asunto), lo que él haya respondido no consta de ningún modo. No conocemos, por ejemplo, sus palabras en alemán con las que dictaminó lo que se dice. Sólo hasta llegar aquí tuvo razón Matius.

 

  • Otra vez es igual de vago, se apuesta a la ignorancia y se dice que un "Sabio", de nombre Callagan (?), "usando un aparato de rayos infrarrojos determinó que no tenía ningún engomado, ni preservante... "
  •  
  • En muchos sitios religiosos, he visto que ponen a Philip S. Callahan, como al supuesto sabio, gracias a lo corrección de "anónimo" he encontrado el titulo del estudio, que por desgracia no se puede encontrar actualmente, en la página diez del siguiente archivo.

 

No hiciste bien tu tarea, Matius. Phillip Serna Callahan y Jody Brant Smith efectivamente estudiaron el ayate, con fotografía infrarroja, y publicaron sus fotografías, su marco teórico, estudios y observaciones, en un libro llamado An Infrared Study. Smith publicó posteriormente su libro The image of Guadalupe, consultable [aquí].

 

Y si quieres investigar como se debe, los libros de Callahan y Smith no son misteriosos, ni inaccesibles. Tampoco es que estén en cualquier biblioteca del mundo, pero si un día te pasas por la Basílica de Guadalupe, allí están, en el Inventario [aquí].

 

  • Pero como dije al principio, los rayos infrarrojos no sirven para hacer pruebas químicas, según cuenta, pasaron un rayo láser horizontalmente y así lograr capturar secciones ocultas dentro de la pintura fotografiando con filtros infrarrojos.
  •  
  • Las fotografías Infrarrojas no revelaron trazos anteriores, pero sí retoques.
  •  
  • El experimento de Callahan, que es equivocado, demuestra algo básico que el no esperaba y es que existe una base blanca sobre la pintura o varias, lo que oculta los trazos, aunque con los filtros actuales sería posible ver dichos trazos sin necesidad de ningún rayo láser, sólo que la iglesia no está abierta a tales pruebas.
  •  
  • El resultado determinó que los rayos, las estrellas y la fimbria del manto son el resultado de diferentes agregados que la imagen habría sufrido a lo largo de su historia, algo que era de esperarse, pero es evidente que Callahan no hizo experimentos de falso positivo para comprobar que su técnica funcionaria como debía.
  •  
  • Además Callahan no es una persona preparada en el campo del arte para lanzar afirmaciones sobre los trazos de pintura, algo que puede tirar sus afirmaciones.
  •  
  • En el caso de Jody Bryant Smith [Visto mas abajo], cuyo único libro publicado fue "Image of Guadalupe: Myth or Miracle?", no se puede decir que sea un investigador sin una clara influencia religiosa pues no es un físico, ni un químico es profesor de estética y de filosofía, se dice que está representando a la NASA, pero no es la NASA la que estudió la tilma fueron Jody Bryant Smith y Philip S. Callahan.

 

Callahan y Smith explican que sus estudios no sustituyen ni equivalen a análisis químicos, eso no es noticia, Matius. Sus estudios lo que arrojaron fue que las sustancias con que están pintados el manto, la túnica, las manos y el rostro de la Virgen, son transparentes al infrarrojo, lo cual no se explica en sustancias de pintura del siglo XVI, opacas al infrarrojo, que eran las esperadas. Es FALSO eso de que los norteamericanos descubrieron una "base blanca" que oculta trazos previos, no hay tal "base".

 

Luego viene una vulgar descalificación tanto a Callahan como Smith, que "no están preparados en el arte, que Smith no es físico ni químico..."... y yo pregunto, ¿Tú, Matius, eres todas esas cosas? ¿Tienes mejores credenciales que Callahan y Smith? ¡Veámoslas!

 

  • El Restaurador José Antonio Flores Gómez, quien tuvo la tilma y repinto diversas áreas de la misma hizo una declaración al Revista Proceso No. 1343 que ustedes pueden ver en esta dirección y sin tanta espectacularidad determinó lo que los aparatosos investigadores de la NASA, ni el Nobel de quimica no pudieron hacer, que la pintura tiene un autor y que fue bosquejada tres veces sobre el lienzo.

 

Primero, Matius no cita bien a su fuente. Flores Gómez en ningún lado dice eso de TRES bosquejos previos, eso lo inventó Matius. Y en segundo, Matius se muestra muy exigente con Callahan y Smith, les pide títulos en Artes y Ciencias, les pide que además de infrarrojo usen láser... y en cambio, se muestra notablemente parcial cuando acepta sin más ni más lo que DICE, sin mostrar pruebas, Flores Gómez, en una entrevista a una revista como Proceso, conocida por su anticlericalismo. ¿Y la seriedad y la lógica, señor Matius?

 

Luego de esto Matius pasa a criticar los estudios hechos a los OJOS de la Virgen, en que se han reportado existen figuras humanas:

 

  • Es algo común ver formas en las nubes, en las manchas, en las hojas [...] algo que nuestro cerebro hace todo el tiempo, fenómeno conocido como pareidolia.
  •  
  • Cualquiera que vea las miniaturas que se ven en el iris de la Virgen de Guadalupe, notará que realmente no se ve nada, salvo que alguien los vaya guiando y les diga que deben ver. Una máquina poderosa y especial ... impresionante, ¿no?
  •  
  • Pero creerle a un "famoso oculista", no es un argumento científico, menos cuando no se dice el nombre completo de la persona y tan famoso es este oculista que las únicas referencias encontradas al mismo son copias del mismo texto, es bastante evidente que está mal escrito intencionalmente para evitar la identificación y así no dar campo para las críticas objetivas.

 

Es cierto, totalmente cierto, que el cerebro tiende a formar figuras en lo que los ojos ven, en nubes, manchas de café, tierra, árboles, etc., lo mismo pensaron los oftalmólogos que examinaron la imagen a mediados del siglo XX... pero se toparon con unas cuantas sorpresas: primero, que los ojos de la Virgen tienen profundidad, como si estuvieran vivos, segundo, que ese busto humano reflejado en el ojo derecho obedece a las leyes de la óptica, pues presenta la triple imagen de Purkinje-Samson, y tercero, que ese reflejo en el ojo derecho, se repite en el izquierdo con una deformación acorde, una vez más, a las leyes de la óptica.

 

El médico al que alude Matius, y cuyo nombre encontró mal escrito (no creo que intencionalmente), es Rafael Torija-Lavoignet, que no fue el único en examinar los ojos de la Virgen. Otros médicos lo hicieron, extendiendo su dictamen, como médicos, sobre esos reflejos en los ojos de la Virgen. [Ver aquí]

 

  • También se dice que la virgen de Guadalupe, está en proporción áurea, que conocen como proporción divina, habría que saber que se usa esta proporción incluso antes que los griegos la descubrieran. Y por supuesto un tema clave en todo pintor del siglo XIII al XVII. Sobre las pinceladas invisibles, a finales de la época gótica, inicios del renacimiento, no era raro los pintores del siglo XV que usaran técnicas que escondieran sus trazos, como Leonardo Da Vinci.

 

Antes Matius dijo que la Virgen de Guadalupe estaba "desproporcionada"; ahora admite que, aunque tuviera Proporción Divina, esta no era novedad... ¿En qué quedamos? Y eso de que los pintores ocultaban sus trazos es una cosa... pero nada que ver con la imagen de Guadalupe, esta NO TIENE trazos previos, ni visibles ni invisibles.

 

  • Aunque claro, según el estudio realizado en 1999 por Leoncio Garza-Valdés, se puede incluso observar el bosquejado de dos pinturas anteriores en un análisis ultravioleta (no es lo mismo que infrarrojo) que incluye la fecha de elaboración del primer esbozo y de las iniciales del autor, 1556 y M.A. (iniciales de Marcos Aquino). El estudio indirecto, salió de un trabajo realizado para el cardenal Norberto Rivera Carrera. Así que ya saben quienes los engañan tras bastidores.

 

Ahora es Matius quien NO nos dice quién es Garza-Valdés y qué fue exactamente lo que hizo y vio. Garza-Valdés, microbiólogo (tampoco es físico ni químico ni pintor, señor Matius), DIJO haber visto dos imágenes distintas, debajo de la que hoy vemos. Nunca mostró fotografías o pruebas de ello; y lo han desmentido las dos personas que lo acompañaron en el estudio, Gilberto Aguirre y Lester Rosebrock.

 

Otra vez, Matius no le exigió documentos ni pruebas, se tragó lo de Garza-Valdés, es decir, cae en lo mismo de que acusa a los aparicionistas. Primeramente, no hemos visto una foto de esas iniciales "M.A.", y aun de existir las mismas, ¿cómo se prueba que significan "Marcos de Aquino"?

 

La teoría de Garza-Valdés de que hubo dos imágenes previas, y diferentes a la Guadalupana actual, es una teoría absurda por anacrónica. Si hubo imágenes diferentes entre 1531 y 1632, que es cuando él sitúa la composición de la imagen actual... ¿Por qué las representaciones anteriores a ese año son iguales a la Guadalupana actual? ¿Puede Matius descifrar ese acertijo? ¿Podría hacerlo aun con ayuda de Garza-Valdés?

 

Viene lo que Matius llama "sus conclusiones":

 

  • Manipulación, poco rigor metodológico y la terrible tendencia que los humanos tenemos para negar la realidad y manipular a conveniencia lo que entendemos por ciencia.

 

Matius dice esto como si él hubiera presentado una formidable exposición científica, como si hubiera analizado no los comentarios en sitios web sobre Callahan y Smith o los oftalmólogos, sino como si hubiera despedazado con ciencia pura los dictámenes de unos y otros. ¿Qué es lo que entiendes tú por Ciencia, Matius?

 

  • No importa si son científicos los que participan, el hecho de que existan tantas contradicciones no ayudan a unificar criterios, las pruebas tanto iconográficas, como historigráficas y en menor medida de testimonios de restauradores son de lejos las más objetivas, frente a un revoltijo de hechos sin pies ni fondo donde ciencia, seudociencia y religión se juntan para construir con retazos, una realidad insostenible.

 

"No importa si son científicos los que participan"... ¡vaya cosa! ¿Qué importa lo que digan los científicos? Matius dice que NO, y por lo tanto no hay discusión. Cuando esos científicos tengan las 6 carreras, las 4 maestrías y los 3 doctorados que tiene Matius... cuando hayan ganado 5 Premios Nobel igual que él, podrán opinar. Mientras tanto, que se callen la boca.

 

No vemos motivo para aceptar el juicio de Matius de que los testimonios de los restauradores del siglo XX valen más que los de un pintor como Cabrera (siglo XVIII), o los de 1666, o que ellos aporten más datos que los que aportaron con tecnología infrarroja Callahan y Smith... ¿Realidad insostenible? la realidad se sostiene sola, Matius, y tan es así, que tú te sentiste en la necesidad de comentar y hablar sobre el asunto guadalupano, siendo que como tú dijiste, no era tu objetivo en la vida quitarle sus creencias a nadie.

REGRESAR

CENTRO DE ESTUDIOS GUADALUPANOS UPAEP

9 Poniente 1517, Barrio de Santiago | C.P. 72410 | Puebla, Pue., México

Teléfono: 52 (222) 229 9400 ext. 7836 | ceg@upaep.mx